Marisol Tapia, madre del menor que murió en el desplome de la Línea 12 del Metro de la capital mexicana, informó que presentará una denuncia penal y civil por los delitos de homicidio doloso y negligencia contra quien resulte responsable del accidente.

“Quiero hacerle justicia a mi hijo, Brandon Giovanny Hernández Tapia, porque desde un principio se negó el servicio del Gobierno”, aseguró Tapia en conferencia de prensa, crítica con las autoridades.

El pequeño de 13 años fue una de las 26 víctimas mortales del accidente del metro el pasado 3 de mayo, luego de que una viga de un puente elevado, entre las estaciones Olivos y Tezonco, en el oriente de la capital, cediera y provocara la caída de un tren con pasajeros que quedó encallado en forma de “V”.

Las autoridades han prometido que no se encubrirá a los culpables de este trágico accidente, aunque las principales figuras políticas vinculadas al caso mantienen hoy importantes puestos públicos, y ello ha hecho dudar a los familiares de los fallecidos y damnificados.