Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, resaltó que no hay incrementos en las hospitalizaciones o decesos por COVID-19, pese al aumento de contagios de dicha enfermedad durante los últimos días en el país.

En la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador apuntó que sus adversarios quieren que existan varias olas de COVID-19 en el país, sin embargo, dejó en claro que “México es un país bendito”.

Ayer  estuvo aquí él doctor López-Gatell, afortunadamente no hay fallecimientos, decirle a la gente que no tenemos incremento en hospitalizaciones ni en fallecimientos”, dijo.

“Claro que nuestros adversarios quisieran que viniera la quinta ola y luego la sexta y la séptima, pero México es un país bendito”, refirió.

El lunes, la Secretaría de Salud federa detalló que México en la última semana registró un repunte de casos de COVID-19 en nueve estados. Aunque autoridades refirieron que esto no ha tenido un impacto en hospitalizaciones ni defunciones, obligó a que regresarán los informes técnicos diarios sobre la enfermedad.