El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Gobierno de Estados Unidos y su Embajada en México hicieron un «trabajo de conciliación» con los directivos de Constellation Brands para lograr un acuerdo tras la cancelación de la cervecera en Mexicali.

«Cuando la gente decide que la cervecera no se instale en Mexicali, algunos pensaron que eso nos iba a dañar, no quiso la mayoría de la gente que se instalara esta planta, sin embargo, por la confianza que hay en el Gobierno de México, se acercaron los directivos de la planta a hablar con nosotros en el plan de llegar a un acuerdo.

«Y se acordó en una primera plática que no se va a operar la planta cervecera en Mexicali, eso ya está aceptado, se respeta la voluntad de los ciudadanos y que van a buscar alternativas, pero no se va a usar agua de Mexicali para producir cerveza y exportarla.

«Bueno, todo esto es posible, porque el Gobierno de Estados Unidos y la Embajada han hecho un trabajo respetuoso de conciliación para mantener relaciones amistosas. Entonces, así como esto, en otros casos, lo mismo. Les hablo de la planta porque los empresarios son estadounidenses, pero así también en otros aspectos», consideró en conferencia.

Cuestionado sobre la operación antinarco anunciada por el Gobierno de Estados Unidos en el Pacífico y el Caribe, el Mandatario señaló que hay buena relación con su homólogo estadounidense, Donald Trump, y que la actitud del Embajador en México ha sido respetuosa y de colaboración.