La Columna / Raúl Morón le mintió a los morelianos y es ejemplo corrupción

0
4

José Cruz Delgado

Alcalde moreliano ¡reprobado! Ni con los turistas(Guardia Nacional baja la inseguridad

Ex jugadores profesionales en la nómina del ayuntamiento

El presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, fue reprobado por los morelianos en materia de seguridad y tuvo el cinismo de decir que ha logrado una estrategia de proximidad y eficiencia en la operación de elementos de Seguridad Pública.

¿Cuál estrategia?

Hay que recordar que la capital michoacana es la tercera ciudad más peligrosa de Michoacán, solo después de Uruapan y Zamora.

En el marco de su primer informe de dizque gobierno señaló, que en el tema de seguridad, rubro que duele a los morelianos por el alto índice de homicidios dolosos registrados en los últimos meses, pero no quiso seguir hablando del tema seguramente porque nada tenía que decir porque ha sido ineficaz en este tema.

Cuando empezaron a aparecer ejecutados y descuartizados minimizó los hechos y dijo que en Morelia no había delincuencia organizada, después tuvo que retractarse y aceptar que sí había y pensó que con la llegada de los turistas (Guardia Nacional) su problema se iba a resolver, que ella haría su chamba pero se equivocó, al contrario, la inseguridad aumentó.

Sus encargados de la seguridad, al igual que él, se dedican solo a mentir, a declarar barbaridades pero su ineficacia ha llegado a los límites, a tal grado que los ciudadanos dicen que estaban mejor con Poncho Martínez, que Morón salió peor que él y fue reprobado en gobernanza.

Mire usted, en su discurso, pidió a los trabajadores que se conduzcan con transparencia y honestidad pues aseguró que el anterior gobierno tenía contratados trabajadores de más.

Pues bien, habla de transparencia y honestidad, pero el diario La Voz de Michoacán, en su edición del miércoles, publicó que tres ex jugadores profesionales de futbol han sido ‘fichados’ por el actual Ayuntamiento de Morelia para desempeñarse como asistentes de la Secretaría de Administración y Finanzas. Con el mismo perfil, sueldo y cargo, los tres están bajo las órdenes de Gabriel Prado, actual titular de la Liga Municipal de Futbol, a quien apoyan bajo el puesto de “Técnico profesionista A”. Los tres, además, juegan como refuerzos estelares para el Jalisco FC, vigente monarca de la máxima categoría de la liga local y equipo propiedad del alcalde moreliano por Morena, Raúl Morón Orozco.

El rotativo señala que a un año de distancia de su toma de posesión como presidente municipal, Raúl Morón concretó beneficios para la Liga Municipal y al menos tres de los jugadores de su propio equipo en los cuales se evidencian aparentes casos de conflicto de interés y tráfico de influencias. Las jugadas en lo administrativo van desde contratación de ex futbolistas profesionales como funcionarios del Ayuntamiento hasta descontar decenas de miles de pesos en impuestos a inmuebles, ya que la alcaldía ‘perdonó’, mediante la supuesta prescripción de los montos, años de predial que se adeudaban del edificio donde despacha Gabriel Prado como representante de la liga.

La Ley General de Responsabilidades Administrativas define Conflicto de Interés como “la posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los servidores públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios”.

Si bien los jugadores ya mencionados no son parientes de los representantes municipales, llama la atención la posible imparcialidad en su contratación debido a intereses personales, de amistad o de negocios ya sea de Morón Orozco o de Prado Fernández, relacionados al equipo Jalisco y a la Liga Municipal de Futbol de Morelia, respectivamente.

Según denuncia del rotativo, las autoridades municipales pueden argumentar que las tres personas son aptas para el cargo que ocupan, pero llama la atención que los tres futbolistas tengan exactamente el mismo perfil, están en la misma área, con el mismo cargo, bajo las órdenes del mismo jefe y percibiendo el mismo sueldo. Es decir, parecieran puestos que fueron «diseñados exprofeso» para los tres ex jugadores lejos de la cancha.

Jorge Arturo Barragán López, José Roberto Vargas Ríos y Charel Antonio Hernández Urueta, son los ex jugadores profesionales que están en la nómina del “honorables ayuntamiento”.

En la escuadra del edil moreliano juegan Jorge Arturo Barragán López, quien en su carrera profesional estuvo en las filas de Monarcas Morelia y Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG). Meses después, entró también en la nómina del municipio capitalino, con el cargo de “Técnico Profesionista A” y una remuneración de más de 12 mil pesos mensuales.

Ocurre lo mismo con Antonio Charel Hernández Urueta, quien militó en Monarcas Morelia, así como en Tijuana, y tiene, como es de anticiparse, un puesto idéntico como personal de confianza en el Ayuntamiento de Morelia, según consta en documentos del portal de transparencia del municipio.

Los tres ex jugadores, además de reforzar la plantilla del edil, que ha sido ocho veces campeona de las Primeras Especiales, reforzaron la Secretaría de Administración, donde ‘milita’ también Gabriel Prado, como titular de la misma y quien actualmente el presidente de la Mesa Directiva de la Liga Municipal de Futbol.

A La Voz de Michoacán le fueron entregados recibos de nómina correspondientes al mes de abril de 2019 y en los que aparecen todavía los tres mencionados deportistas. En ellos, se acredita una cifra de percepciones de alrededor de 11 mil pesos mensuales a cada uno, ligeramente menor a lo que se refleja en los documentos de transparencia y que confirma su inclusión como funcionarios municipales.

Los mismos tres perfiles también aparecen en el portal de la declaración 3de3del Ayuntamiento de Morelia. Jorge Arturo Barragán López, José Roberto Vargas Ríos y Charel Antonio Hernández Urueta presentaban al momento de la investigación una clasificación roja, pues no habían entregado sus declaraciones patrimoniales, fiscales, ni, curiosamente, de conflicto de interés.

Una fuente que pidió anonimato por cuestiones de seguridad, afirma que los tres atletas son «becarios del futbol», es decir, “personas a las que se les paga un sueldo dentro del gobierno de Morelia, pero cuyo verdadero trabajo es jugar partidos los fines de semana en el equipo Jalisco, del presidente municipal Morón Orozco”.

Sin embargo, no se puede comprobar que estas personas sean ‘aviadores’ de la nómina municipal ni tampoco que efectivamente se desempeñen en algún puesto más allá de las suspicacias y el obvio conflicto de interés que esto ya de por sí genera. Ahí está el contrarremate: la Secretaría de Administración es la encargada de ubicar y tomar acciones sobre este tipo de casos de conflicto de interés.

¿Así pues, tiene calidad moral Raúl Morón Orozco para hablar de honestidad?

¿Dónde está la 4T transformación de la honestidad que tanto cacarean?

¡Cínicos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here