Cada vez nos sorprende más lo que una inteligencia artificial puede hacer. Ahora se es posible descifrar automáticamente un idioma perdido que ya no se comprende y, sin conocer su relación con otras lenguas.

Como señala The Next Web, los investigadores del MIT CSAIL decidieron generar un algoritmo con estas características en respuesta a la rápida desaparición de los lenguajes humanos pues, la mayoría de los idiomas que han existido ya no se hablan, y se prevé que al menos la mitad de los restantes desaparezcan en los próximos 100 años.

Entonces, la intención de la inteligencia artificial (IA) es ayudar a recuperarlos y, sobre todo a preservar nuestra comprensión de las culturas y la sabiduría de sus hablantes.

El algoritmo, explicaron, funciona aprovechando principios clave de la lingüística histórica, como las formas predecibles en que los idiomas utilizan sustituciones de sonido.

Los investigadores dan el ejemplo de una palabra con una “p” en un idioma principal que posiblemente cambie a una “b” en su descendiente, pero probablemente no a una “k” debido a la diferencia de pronunciación.

Este tipo de patrones permiten al modelo segmentar palabras de un idioma antiguo y asignarlas a un idioma relacionado. El algoritmo también puede identificar diferentes familias de idiomas. Por ejemplo, su método sugirió que el ibérico no está relacionado con el vasco, lo que respalda la investigación reciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here