Juan García Heredia

Mientras el presidente de México expresa frases “alegres” en el tema de la salud, por otra parte pacientes con cáncer están siendo agobiados desde hace varias semanas por el desabasto del fármaco denominado Bleomicina en el Instituto Nacional de Cancerología de Tlalpan en la capital mexicana, por lo que están frenadas sus quimioterapias.

Ayer martes -4 de febrero- se conmemoró el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer, y para muchos pacientes no fue nada grato ser rechazados para su tratamiento en el citado Instituto debido a la falta de Bleomicina.

Testimonios de enfermos y sus familiares revelan que en la farmacia del Instituto Nacional de Cancerología sólo les dicen que no tienen el citado fármaco, sin importar que haya sido solicitado con las recetas expedidas por médicos del mismo centro hospitalario para las quimioterapias de pacientes.

En tanto, en su conferencia matutina de ayer en Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador habló de un plan muy “alegre” sobre la salud. Entre otras cosas dijo que será un plan “de salud para garantizar atención médica y medicamentos gratuitos”.

“Este plan tan importante, que va a hacer realidad lo que establece la Constitución: el derecho del pueblo a la salud”, recalcó el jefe del Ejecutivo federal, mientras en el mencionado Instituto negaban la Bleomicina para las quimioterapias a enfermos con cáncer.

En el mismo evento en Palacio Nacional, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, solicitó la ayuda de la población para identificar los puntos donde se pudiera estar obstaculizando el servicio que el gobierno está resuelto a dar en materia de salud.

“Pudiera alguien estar obstaculizando; y a veces ese alguien es simplemente una persona que está actuando con negligencia”, señaló.

Por su parte, López Obrador entre otras cosas expuso: “Nos ayuda mucho la gente para que se denuncie la falta de medicamentos y que se vaya cumpliendo el propósito de garantizar el derecho del pueblo a la salud”.

Así pues, los altos servidores públicos hablan hasta por los codos, pero mientras tanto los pacientes con cáncer del Instituto Nacional de Cancerología tienen frenadas sus quimioterapias por falta de Bleomicina desde hace varias semanas y no se sabe cuándo será solucionado ese desabasto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here