La incertidumbre y la esperanza marcan el regreso a las aulas de la capital mexicana, donde los comerciantes de útiles escolares esperan recuperar hasta el 50 por ciento del nivel de ventas previo a la pandemia con la reapertura de escuelas este 7 de junio.

La dualidad se refleja en la calle Mesones, el sitio emblemático para las compras escolares en el centro de Ciudad de México, en la que vendedores esperan que los padres pierdan el miedo a mandar a sus hijos a la escuela y así recobrar los ingresos perdidos por la crisis.

“Pues muy poco (cambio), realmente venta, venta, no hay, pero tenemos la esperanza”, comenta este sábado la vendedora Josefina Ruiz, quien ha resistido más de un año de restricciones.

México, que acumula más de 2.4 millones de contagios y casi 230 mil muertes por COVID-19, la cuarta cifra más alta del mundo, no tiene clases presenciales a nivel nacional desde marzo del año pasado, lo que ha afectado a más de 30 millones de estudiantes.

Pero a partir del lunes, Ciudad de México se suma a otros siete estados que ya han reabierto escuelas en cierta medida, Campeche, Chiapas, Coahuila, Nayarit, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz, con casi 500 mil alumnos beneficiados, según la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here