En punto de las 20:00 horas, la voz en los megáfonos dio la tercera llamada para lo que prometía ser la gran inauguración del Festival de Día de Muertos.

La explanada del Monumento a la Revolución quedó a oscuras, máquinas colocadas a los costados dispararon hielo seco y un reloj regresivo apareció justo en el centro del Monumento.

Al tiempo que unos asistentes alzaban sus celulares para grabar, otros, los que primero sintieron las gotas, se colocaron sus capuchas o cubrieron a sus niños.

Cuando el reloj llegó a cero, la voz anunció a Ana Patricia Báez Guerrero, presidenta de la Comisión de Turismo del Congreso local.

“Es para mí un gusto… Declaro formalmente inaugurado este festival”, fue todo lo que alcanzó a decir porque la lluvia y la rechifla cobraron fuerza.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here