A partir del primer minuto de este domingo entrará en vigor el esquema de regulación de precios máximos del gas licuado de petróleo (LP) en todo México.

Este esquema establece que ninguna empresa distribuidora podrá vender por arriba de los precios que establezca semanalmente la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

De esta forma, la CRE estableció 145 precios distintos en todo el país dependiendo del municipio o alcaldía en el que se resida.

Como ejemplo se observa la Ciudad de México, donde no se podrá pagar más de 11.52 pesos por litro en el caso de tanques estacionarios y de 21.33 por kilo en cilindros metálicos.

En la zona de Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala, además del Estado de México y Ciudad de México, que concentran el 36.5 por ciento de la demanda, habrá precios que van de 21.33 a 11.98 pesos por kilo y litro.