La Guardia Nacional interceptó un camión que se dirigía a la frontera estadounidense con 108 migrantes centroamericanos hacinados en su interior, informó este sábado la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Elementos de la Guardia Nacional que patrullaban en las inmediaciones del municipio de General Bravo, estado de Nuevo León, auxiliaron a 108 migrantes centroamericanos que se dirigían al norte del país y viajaban en la caja de un tractocamión en condiciones de hacinamiento”, detalló la dependencia en un comunicado.

Según el relato de los hechos, los agentes interceptaron el camión, acoplado a un semirremolque, en cuya cabina encontraron a cinco personas de origen hondureño.

“Al momento de acercarse a la caja se escucharon diversos golpes, por lo que solicitaron al conductor una inspección. Al abrir las puertas se percataron que trasladaban a 103 ciudadanos centroamericanos, quienes no contaban con la documentación que amparara su legal estancia en el país”, informó el comunicado.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad, se proporcionó agua a los migrantes y, posteriormente, fueron trasladados a unas instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM).