• El diputado exhortó a la institución a presentar un informe sobre la atención a miembros de esta etnia, que tienen tomado un inmueble público en la ciudad

 El diputado Jorge Gaviño Ambriz solicitó una postura oficial al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) acerca de la toma del inmueble de la institución, ubicada en la Ciudad de México, por parte de miembros de la etnia otomí, además de exhortarla a que informe sobre la atención que recibe este grupo de manifestantes.

Relató que los ocupantes de la sede del instituto emitieron un comunicado anunciando la toma de posesión definitiva del inmueble: “Frente a la indiferencia gubernamental, hemos resuelto (dijeron) que este inmueble lo arranquemos del patrimonio del gobierno federal” y pase a convertirse en “la casa de los pueblos y las comunidades indígenas ‘Samir Flores Soberanes’”.

«Han pasado 15 días de este hecho, y las autoridades guardan silencio. Ni un comunicado, ni una opinión. Nada. No pueden abandonar así su responsabilidad», señaló Jorge Gaviño.

«Es gente sin trabajo, que no tiene casa y que están ocupando una oficina pública buscando llamar la atención de un Instituto para los Pueblos Indígenas que, en lugar de representarlos y defenderlos, los desprecia y los abandona», indicó.

Recordó que el 12 de octubre del año pasado un grupo de personas de la comunidad otomí tomó las instalaciones del INPI, ubicadas en avenida México Coyoacán, número 343. Agregó que el 10 de diciembre de 2020 presentó un punto de acuerdo ante el Congreso de la Ciudad de México para abordar el problema y solicitar información a las autoridades, ya que los representantes de este grupo manifestaron que no había ningún avance en las mesas de trabajo. Se aprobó el punto de acuerdo y recibimos una respuesta llena de generalidades, sin puntos concretos, sin un plan de acción concreto.