“Dejando de lado los cuatro megaproyectos del gobierno federal (aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, y el Corredor Interoceánico), el gasto en infraestructura en 2021 se canalizará principalmente para privilegiar a las 15 entidades donde cambiará el gobernador en las próximas en las elecciones de junio de 2021”.

Este es el análisis de José Ignacio Martínez Cortés, coordinador de LACEN-UNAM y profesor del CRI-FCPyS en Eje Central

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here