Gabriel Biestro, el diputado fake de la 4T de Puebla

0
6

Sabía usted que el hoy presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del estado, Gabriel Juan Manuel Biestro Medinilla, consiguió registrarse como candidato a diputado local de la coalición Juntos Haremos Historia mediante mentiras.

Que sin ningún rubor engañó a la autoridad electoral sobre su domicilio, para acreditar una residencia continua y comprobable de cinco años en la entidad.

Sabía usted que en esa mentira contó con la complicidad de su actual homólogo en la LX Legislatura local, José Juan Espinosa Torres, y del ex director del Instituto de Investigaciones Legislativas, Financieras y Socioeconómicas, Ignacio Alejandro Molina Huerta.

Que uno le prestó comprobantes de pago de diferentes de servicios de su domicilio, en la junta auxiliar de San Cristóbal Tepontla, para poder demostrar una residencia ininterrumpida de cinco años en San Pedro Cholula, y que el otro como secretario general del ayuntamiento cholulteca los certificó y los dio por válidos.

Sabía usted que ese engaño para obtener la ciudadanía poblana por residencia fue violatorio de la fracción III del artículo 18 de la Constitución Política del estado.

Que con esta conducta Gabriel Biestro también violentó artículo 208 del Código de Instituciones y Procesos Electorales de la entidad.

Sabía usted que el falso residente de la junta auxiliar de San Cristóbal Tepontla, Cholula, ahora quiere ser presidente municipal de Puebla capital, postulándose en las elecciones intermedias de 2021.

Que esa situación seguramente lo meterá en un brete, pues para registrarse como candidato a la alcaldía capitalina tendrá que justificar una residencia continua y comprobable de al menos cinco años en el municipio de Puebla.

Y la duda mata: Si en agosto de 2017 Gabriel Biestro residía oficialmente en Cholula, en la casa del diputado José Juan Espinosa, tal como lo demuestra el certificado que tiene a la vista, cómo va a demostrar que antes de esa fecha también era avecindado del municipio de Puebla.

¿Será que tiene el don divino de la ubicuidad para estar al mismo tiempo en todas partes?

O ¿a poco otra vez va a engañar a la autoridad electoral con documentos y comprobantes falsos?

Conste que son preguntas.


¿Qué sigue: demandas y asfixia publicitaria?

Por separado, este lunes por la tarde dos colaboradores de la sección de Opinión de e-consulta anunciaron que dejarán de enviar sus artículos. Se trata de Fernando Manzanilla Prieto y Ricardo Velázquez Cruz, que hoy son parte del gabinete del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, uno su secretario de Gobernación y otro su consejero jurídico.

Ambos comenzaron a escribir en el portal mucho antes de que Barbosa fuera candidato por primera vez a la gubernatura de Puebla.

En la recta final de su segunda campaña al gobierno del estado, Luis Miguel Barbosa también dejó de mandar sus artículos sin mayor explicación. Los siguió enviando a otros medios, algunos de los cuales, por cierto, lo vetaron cuando en los comicios ordinarios de 2018 se enfrentó a la esposa del gobernador Rafael Moreno Valle.

e-consulta también tuvo presiones para que éstos no se publicaran, pero no cedió ante ellas.

Sirvan estas líneas para expresar nuestra sorpresa por la decisión de Fernando Manzanilla y Ricardo Velázquez de dejar de escribir en e-consulta. Entendemos sus razones, pero esa coincidencia parece un mal augurio.

Sobre todo después de que el miércoles por la noche un hacker eliminó de la cuenta de Twitter de e-consulta un video y más tarde, en la madrugada del jueves, el mismo hacker se introdujo al CMS del portal borrando el mismo video y una nota que daba cuenta de una transmisión en vivo donde el gobernador Barbosa ordena el despido de trabajadores sindicalizados adscritos a la Coordinación de Comunicación Social y Agenda Digital.

La nota tuvo que reponerse al día siguiente, quedando guardada en la siguiente liga https://www.e-consulta.com/nota/2019-09-05/gobierno/ordena-barbosa-despidos-de-sindicalizados-en-gobierno-estatal y el portal reforzar sus controles de seguridad.

Tal intromisión, que está plenamente documentada, es la secuela de otras acciones que parecerían encaminadas a dificultar la labor informativa, de análisis e interpretación de e-consulta.

El medio ha dejado de recibir pautas o inserciones publicitarias. Sus reporteros no están siendo convocados a los actos y giras del gobernador Barbosa y en sus conferencias no se les permite preguntar.

Y el que esto escribe ha recibido de la coordinadora de Comunicación Social, Verónica Vélez Macuil, dos cartas aclaratorias que no aclaran nada, pero sí traslucen un dejo autoritario y amenazante, por las críticas al nombramiento de funcionarios sin arraigo y sin conocimiento de la entidad.

“Sus columnas son maliciosas e incluso llenas de intriga, producto de las filtraciones mal intencionadas, que a todas luces se aprecian en las líneas de sus publicaciones.

“Se aprovecha de la libertad con la que usted cuenta ahora y que en años anteriores no se atrevió a señalar abiertamente. El gobierno que encabeza Miguel Barbosa Huerta respetará la libertad de expresión y aceptará la crítica constructiva, pero no pasará por alto las afirmaciones que carezcan de fundamente como en su caso”.

¿Qué viene ahora: Demandas y un intento de asfixia publicitaria?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here