Aunque muchos de los eventos deportivos que se llevan en México durante el segundo semestre del año se encuentran en duda de llevarse a cabo, el Gran Premio de México de la Fórmula Uno podría llevarse con la única condición que se haga a puerta cerrada, así lo informó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La jefa de Gobierno, reiteró que llevar esta competencia con gente podría estar sujeta al color del semáforo epidemiológico en el que se encuentre la capital durante el mes de octubre.

“Tenemos que ver la evolución de la pandemia, todas las carreras de la Fórmula Uno que se están realizando en ese momento en dos o tres países del mundo son sin personas, sencillamente las carreras solo son con los competidores. Tenemos que ver cómo se comporta el semáforo para esas fechas”, expresó.

La jefa de Gobierno recordó que el inmueble en estos momentos se está utilizando para las personas que han sido contagiadas, por lo cual es muy importante que el IMSS considere cuando se puede cerrar o reubicar.

“Son dos unidades temporales que están en la ciudad. Hay otra unidad temporal, pero que atiende más bien pacientes que tienen COVID y que quieren… que no tienen gravedad, que está en los CRIT, particularmente el de Iztapalapa, que también está coordinado por el Instituto Mexicano del Seguro Social”, aclaró.