Un juez fijó una fianza de 750 mil dólares (más de 16 millones de pesos) a cada uno de los tres policías de Minneapolis despedidos y acusados de ayudar en el asesinato del afroamericano George Floyd.

Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng aparecieron este jueves por primera vez en el Tribunal de Distrito del Condado de Hennepin tras ser detenidos.

El fiscal general del estado de Minnesota, Keith Ellison, endureció el miércoles los cargos contra Derek Chauvin, el expolicía que fue grabado con la rodilla presionando el cuello de Floyd, que murió poco después, e incluyó en el caso a los otros tres exagentes presentes en la escena.

Ellison explicó en una comparecencia ante periodistas que decidió elevar la acusación contra Chauvin al cargo de asesinato en segundo grado, tras haber sido imputado el pasado 29 de mayo de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente.

“Presenté un demanda enmendada”, señaló el funcionario, que explicó que las pruebas disponibles apoyan “la acusación más fuerte de asesinato en segundo grado”.