Como parte de las investigaciones por el colapso en el tramo elevado de la Línea 12 del Metro que dejó 26 personas muertas la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México solicitó cuatro peritajes, tres de los cuales reportaron fallas en el mantenimiento de la obra.

El diario El País tuvo acceso a los documentos y reveló parte de su contenido, dado a conocer en agosto de 2021 a la FGJ capitalina.

La Fiscalía contrató a cuatro especialistas para evaluar el tramo colapsado.

El primer experto fue el perito en fotografía fotogramétrica, Arturo Palencia Rodríguez, en cuyo análisis advirtió que en el tramo colapsado, entre las estaciones Olivo y Tezonco, ya existían flechamientos (deformación de vigas hacia abajo debido a la presión) y deformaciones en algunas trabes metálicas.

Lo cual infiere que el fallamiento de las trabes metálicas entre las columnas 12 y 13 (zona del colapso) no fue un caso atípico”, indica.