Educadores, padres de familia y organizaciones populares de Panamá salieron este viernes a las calles de la capital en reclamo de mejores condiciones educativas, acceso gratuito a internet para los estudiantes y estabilidad para los docentes en el contexto de la pandemia en curso.

La conectividad a internet se ha vuelto capital para la educación en tiempos del COVID-19 luego de que las clases presenciales fueron suspendidas en marzo pasado, pocos días después del inicio del año escolar en Panamá, donde miles de estudiantes han desertado según los gremios y los docentes del sector privado han visto reducidos sus salarios.

Los manifestantes, al menos unos 400 de la capital y otros puntos del país, se concentraron frente a la sede de la Escuela República de Venezuela, en el centro de la capital, para desde ahí salir en una caminata pacífica hacia el palacio de Gobierno con la idea de entregar un pliego de peticiones al presidente panameño, Laurentino Cortizo.

Los manifestantes, convocados por la Coalición por la Defensa de la Educación Oficial, entonaron canciones y consignas para exigir a las autoridades conectividad gratuita para los estudiantes y denunciaron que hay 300 mil niños abandonados por el Meduca (Ministerio de Educación).

El docente Armando Guerra dijo que los gremios magisteriales se han unido con padres de familia, directores de centros escolares y organizaciones populares para exigir al Meduca y a Cortizo “que realmente ejecuten el presupuesto necesario para viabilizar las condiciones para una mejor educación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here