• Explorador de la NASA se tomó una selfie con varios de los 10 tubos de muestras que dejó en un depósito de muestras
  • Se compone de 56 imágenes WATSON individuales que se unieron una vez enviadas a la Tierra

María Escalante García 

El explorador de Marte Perseverance de la NASA se tomó un selfie con varios de los 10 tubos de muestras que dejó en un depósito de muestras que está creando en una zona del cráter Jezero.  

La imagen fue tomada por la cámara WATSON (Wide Angle Topographic Sensor for Operations and eNgineering) en el extremo del brazo robótico del rover el 20 de enero de 2023, el 682º día marciano, o sol, de la misión. 

El noveno tubo lanzado durante la construcción del depósito, que contiene la muestra a la que el equipo científico se refiere como «Atsah», puede verse delante del rover. Al fondo se ven otros tubos de muestras. 

El selfie se compone de 56 imágenes WATSON individuales que se unieron una vez enviadas a la Tierra. El rover Curiosity toma selfies similares utilizando una cámara en su brazo robótico, informa la NASA. 

Depósito  

El depósito marca un hito crucial en la campaña de retorno de muestras de Marte de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo objetivo es traer muestras de Marte a la Tierra para estudiarlas más de cerca. El depósito servirá de reserva en caso de que Perseverance no pueda entregar sus muestras a un futuro módulo de aterrizaje robótico. 

Un objetivo clave de la misión de Perseverance en Marte es la astrobiología, que incluye la búsqueda de indicios de vida microbiana antigua. El rover caracterizará la geología y el clima del planeta en el pasado, allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo y será la primera misión que recoja y almacene roca y regolito marcianos (roca y polvo rotos).  

Las siguientes misiones de la NASA, en cooperación con la ESA (Agencia Espacial Europea), enviarían naves espaciales a Marte para recoger estas muestras selladas de la superficie y devolverlas a la Tierra para su análisis en profundidad. 

El proceso ha sido más complejo de lo que uno pudiera pensar porque el equipo de la misión ha tenido que asegurarse de dejar cada tubo en una posición predeterminada y luego ha documentado su localización precisa de cara a la futura misión de retorno de muestras. 

La idea es que los tubos puedan ser localizados fácilmente, aunque estén cubiertos de polvo. Y no, que nadie tema que los tubos queden enterrados bajo la arena marciana: la actividad eólica en el planeta rojo no es suficiente para cubrirlos con tierra o arena en diez años, incluso contando con las famosas tormentas de polvo que tienen lugar a nivel planetario.  

Además de muestras del suelo y rocas marcianas, Perseverance ha depositado un tubo lleno de aire para estudiar la atmósfera marciana en detalle —fue el primer tubo sellado, el 6 de agosto de 2021 (el sol 164), en la zona de Roubion—, así como un tubo testigo para calibrar el análisis del resto de muestras y garantizar que no se ha llevado materia orgánica desde la Tierra hasta Marte (este problema de «contaminación orgánica transplanetaria» ha traído de cabeza al equipo del rover gemelo Curiosity).  

De estos diez tubos, el último en ser sellado fue el de Crosswind Lake -el 7 de diciembre de 2022-, que además es el único que lleva regolito marciano, mientras que el resto son núcleos obtenidos de diversos tipos de rocas (Skyland, Bearwallow y Mageik son muestras de rocas sedimentarias y los demás de rocas ígneas). No obstante, el último tubo en ser depositado sobre el suelo fue el tubo testigo, Amalik, el primer tubo que se dejó caer fue Malay. 

Perseverance ya ha llenado 18 tubos de los 38 que lleva y ha expuesto al medioambiente marciano 3 de los 5 tubos testigos, por lo que todavía guarda en su interior 8 tubos con muestras. Paradójicamente, la mayor parte de tubos de este primer depósito, quizá todos, no llegará a la Tierra nunca.  

En caso de que Perseverance no esté operativo en 2030, la NASA tiene un plan B: la sonda SRL llevará dos pequeños helicópteros parecidos a Ingenuity capaces de recoger los tubos de muestras y llevarlos hasta la sonda SRL, al alcance del brazo STA. Precisamente, este primer depósito de muestras que ha dejado Perseverance forma parte de este plan B (recordemos que los tubos están en el interior de Perseverance, así que si el rover está incapacitado no será posible extraerlos).