• La agencia libre de la NFL, da oportunidad a jugadores a encontrar nuevo equipo y distintos aires

Gerry Padilla

La semana pasada en los movimientos de la NFL, durante el mercado de la agencia libre, se dio el primer bombazo en la liga, el receptor abierto Tyreek Hill, procedente de Kansas City Chiefs, y que fue parte fundamental de que los Chiefs, lograran el campeonato de Super Bowl en 2020, llegó a Miami, por un contrato de cinco años y 120 millones de dólares, con esta baja para Kansas City, Patrick Mahomes pierde poder por vía aérea, y queda como único receptor de fuerza, el ala cerrada Travis Kelce, Hill arribó al equipo en 2016 y tras 6 años en Kansas City atrapó 469 pases para 6,630 yardas por vía aérea y 56 anotaciones. En otros movimientos en la agencia libre de la NFL, Randy Gregory, de última hora firmó con Denver Broncos, Gregory se arrepintió de renovar contrato con Dallas Cowboys a pesar de contar con una excelente actuación la temporada 2021 con seis capturas al quarterback.

Otra gran contratación que se llevó la ciudad de Cleveland, unió a sus filas al quarterback procedente de Houston Texans, DeShaun Watson y también lograron hacerse de los servicios de Amari Cooper, que fue adquirido por un canje con Dallas Cowboys a cambio de algunas selecciones del Draft 2022. El actual campeón de la NFL, Los Angeles Rams, no renovará contrato con Odell Beckham Jr, así que busco reforzar el cuerpo de receptores, para que le haga compañía Cooper Kup, y lograron firmar a Allen Robinson por tres años y 46.5 millones, procedente de Chicago Bears, en otros movimientos, el linebacker, Von Miller, que ya posee dos anillos de Super Bowl (2015,2021) encontró equipo con Buffalo Bills por los próximos 6 años por un contrato multimillonario de 120 millones, Los Saints de New Orleans, decidió firmar de nueva cuenta a Jameis Winston por dos temporadas y 28 millones, Matt Ryan quien fuera la estrella quarterback de Atlanta, toma nuevos aires para ir a Indianapolis para jugar con los Colts.