Andrés Suárez Ramírez

Las medallas de Beijing 2022, llamadas «Tong Xin», significa “Juntos como uno”, están compuestas por cinco aros en el centro. El diseño está basado en los medallones con el círculo concéntrico de jade de la antigua China, con los cinco anillos representando el espíritu olímpico que une a las personas y el esplendor de los Juegos Olímpicos de Invierno compartido por todo el mundo.

En línea con los principios del BOCOG de unos Juegos Olímpicos «dinámicos, seguros y espléndidos», la forma de las medallas de oro, plata y bronce es simple y clásica, y recuerda a las preseas con incrustaciones de jade de los Juegos de Verano de 2008. De esta forma, se muestra a Pekín como la primera «ciudad olímpica dual» en acoger los Juegos Olímpicos de Verano y de Invierno.

Los cinco anillos olímpicos están grabados en la parte central del anverso de las medallas, con las palabras «XXIV Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022» alrededor de ellos, rodeados por patrones de hielo, nieve y nubes.

En la parte posterior, el emblema de los Juegos Olímpicos de Invierno 2022 se encuentra en el centro, con el nombre completo en chino de los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022 alrededor. También en la parte posterior de la medalla aparece el nombre de la prueba grabado en el anillo exterior.

El anillo es cóncavo, lo que recuerda al diseño de los tradicionales medallones de jade. Los diseños tallados de estos anillos están inspirados en patrones tradicionales chinos.