Andrés Suárez Ramírez 

Dr. Dre, Snoop Dogg, Eminem, Mary J. Blige y Kendrick Lamar llevaron los ritmos del hip hop al flamante estadio So-Fi de Los Ángeles en el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl, la gran final de la liga de fútbol americano que disputaron los Rams y los Bengals. 

Como «jefe de la banda» apareció Dr. Dre e inmediatamente después Snoop Dogg para cantar a dueto el tema «Nuthin but a G Thang», que de inmediato hizo mover la cabeza de arriba a abajo a todos para ponerlo en modo hip hop.  

Mary J Blige y Kendrick Lamar siguieron en las presentaciones para después dar paso a Eminem, uno de los más esperados y cuya entrada fue espectacular siendo disparado por los aires para aparecer ante una tremenda ovación y dar paso a «Lose Yourself», el tema de su película 8th Mile.  

Lo más destacado de la actuación de Eminem, único artista blanco en este show, fue que al final se arrodilló para rememorar el gesto de Colin Kaepernick, quien terminó fuera de la NFL luego de reivindicar, con un movimiento cuyo icono fue la rodilla en tierra, al Black Lives Matter.  

Más de uno regresó a su infancia por un par de minutos en el medio tiempo al ver en el escenario a 50 Cent como artista sorpresa invitado cantando su inolvidable tema «In da Club», coreado al unísono por los miles de asistentes, que por un rato se sintieron auténticos «gánsteres» musicales.