Al menos 34 personas han muerto, 56 resultaron heridas y 17 permanecen desaparecidas a raíz de la erupción el sábado del volcán Semeru, en la isla indonesia de Java, según los últimos datos ofrecidos este martes por la Agencia Nacional de Desastres (BNPB).

Las autoridades indonesias han cifrado además en 3 mil 697 los desplazados “debido a los daños en sus hogares por los materiales volcánicos”.

Las tareas de rescate se están viendo dificultadas por las condiciones meteorológicas que azotan la región y las bolsas de aire caliente que emanan del volcán.

La enorme erupción del volcán ocurrió el sábado alrededor de las 15:30 h local y provocó un enorme tsunami de ceniza que eclipsó el sol y sumió en una profunda oscuridad momentáneamente las poblaciones anexas al monte.

En un video publicado en las redes sociales por testigos de la explosión se aprecia cómo una serie de vecinos de la población de Lumajang huyen a toda prisa mientras a sus espadas avanza la gigantesca nube de humo y ceniza procedente de Semeru.