Al menos 30 por ciento de las personas que viven con enfermedad inflamatoria intestinal sufre también depresión o ansiedad derivada de los síntomas de este padecimiento, advirtió una especialista.

“Hasta un 30 por ciento de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal toman antidepresivos, prescritos para la salud mental o los síntomas intestinales, o ambos. Una situación que viven frecuentemente es sentirse avergonzados y tener una imagen negativa de sí mismos” comentó la gastroenteróloga Brenda Solís.

La experta explicó que esta enfermedad es una condición inmunológica que se manifiesta en dos formas principales: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

A nivel mundial, dijo, la enfermedad de Crohn afecta a más de 2.6 millones de personas y la colitis ulcerosa a cerca de 3.2 millones más.

En México, abundó, se calcula que 40 mil personas entre 20 y 50 años tienen enfermedad inflamatoria intestinal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here