En cuestión de seguridad ya no hay tiempo ni lugar para los improvisados, tampoco se puede resolver el asunto politizándolo desde la conferencia mañanera, ni mucho menos culpando a los gobiernos pasados, aunque la responsabilidad también sea de ellos. Tampoco a la prensa incomoda o “fifí”.

Los que gobiernan ya sabían, por lo menos desde la campaña, que ese es gran problema a resolver y que la exigencia ciudadana es grande, así como la promesa de pacificar al país.

Para lograr resultados y que se logre la tan ansiada paz, debe ser un trabajo integral, los gobernadores deben asumir su responsabilidad y no les debe temblar la mano para desterrar a la corrupción interna.

Los presidentes municipales, con sus limitaciones, también deben hacer su lucha, nadie está exento de las tareas para resolver el asunto.

Pero ojo, no basta ser honesto y de nada sirve sino se tiene estrategia. Por lo pronto los instrumentos que requería el Ejecutivo para la creación de la Guardia Nacional, ya se les han proporcionado desde el Congreso, sin pichicatear nada.

Ahora la pelota está en la cancha de la federación y urgen buenos resultados, todos deseamos que sean pronto y que se detenga el baño de sangre.

Nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here