Las artes y el diseño se pueden vincular con la ciencia y las humanidades, para generar procesos interdisciplinarios que favorezcan de manera sensible a la población, por ejemplo, mediante proyectos de arteterapia, ayuda a personas con discapacidad y en temas como violencia de género, afirmó el director de la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la UNAM, Mauricio de Jesús Juárez Servín. 

Para el experto, es posible incidir en cuestiones que tradicionalmente no se habían manejado. Es tradicional que se piense que estas disciplinas trabajan en diferentes áreas del conocimiento, “y la verdad es que cuando se combinan podemos encontrar cosas extraordinarias”. 

En entrevista, el recién designado titular de la entidad académica – quien cuenta con el Master Iberoamericano en Dirección Educativa 2005- detalló que parte de su plan para los próximos cuatro años incluye establecer trabajo conjunto entre las sedes Morelia, Taxco y Xochimilco. Además, vincularse con otras escuelas y facultades de la UNAM. 

Recordó que durante la pandemia se aprecia un problema real de comunicación: la necesidad de expresión. En ese sentido, los expertos en arte y diseño saben generar sensaciones, emociones, convencer, lo que puede ayudar en los ámbitos de la publicidad, educación, etcétera; es decir, comunican para generar reacciones positivas en las comunidades. 

Por ejemplo, hay proyectos que pueden trabajar con niños y psicólogos, en lo que se llama arteterapia, generando oportunidades de apoyo social, refirió el también doctor en Artes y Diseño. 

Juárez Servín destacó que a lo largo de la historia, los profesionales de la FAD han vinculado la docencia para ayudar a personas con discapacidad, al crear productos importantes que sirvan a las comunidades vulnerables. 

Los académicos y alumnos, agregó, pueden efectuar aportes en temas como violencia de género, nuevas estructuras para entablar relaciones entre las personas, o responsabilidad. 

Otro de sus objetivos es editar una revista indexada de alta calidad en estas disciplinas que aborde su quehacer y, a diferencia de las existentes, exponer los procesos, técnicas y materiales empleados; es decir, a partir de la experiencia al aplicar o diseñar métodos. 

Los 130 profesores de carrera quienes realizan investigación, así como los alumnos de posgrado, podrán publicar sus estudios para que no se queden sólo en la Facultad, sino que se den a conocer de manera pública, a fin de “conectarnos con otros profesionales”. 

El también investigador enfatizó que en el diseño hay métodos creativos para la resolución de problemas, donde interviene el ingenio, las ideas, la movilidad mental y, después, la solución; cuando eso se aplica a otras disciplinas se generan resultados creativos. 

Impulso al emprendimiento 

“Tenemos que trabajar con las artesanías, darle muchísima calidad para pasar al terreno del arte y es ahí donde los profesores y alumnos en sus laboratorios pueden explotarlos. El proyecto va en ese sentido, pero es una conexión. Si genero proyectos profesionalizantes desde la Dirección, en apoyo con todo el equipo de trabajo, con la participación de los maestros, generamos productos de calidad, pero también un mercado laboral para los alumnos”, recalcó. 

En ese sentido, Juárez Servín estimó importante vincularse con expertos de la Facultad de Contaduría y Administración porque conocen el tema del emprendimiento, la creación de pequeñas y medianas empresas; hay que acercarse a ellos para aprender y tener esta visión profesional.