El Pleno de la Cámara de Diputados demandó a los tres niveles de Gobierno un plan emergente para erradicar el delito de feminicidio, así como prevenir, sancionar y erradicar cualquier forma de violencia contra las mujeres y las niñas.

Por unanimidad, con 447 votos a favor, los legisladores aprobaron el acuerdo que promovió la Junta de Coordinación Política luego que en una semana se registraron los feminicidios de Ingrid Escamilla y de la niña Fátima.

«La Cámara de Diputados rechaza y condena enérgicamente todo tipo de violencia, especialmente aquella que se ejerce contra las mujeres y niñas y vulnera gravemente sus derechos humanos, y en voz de todas las diputados y diputados federales, expresa su solidaridad con los familiares de las víctimas», señala el documento.

El texto exhorta a todas las autoridades de los distintos órdenes de Gobierno a sumar esfuerzos con la finalidad de implementar un plan de acción emergente para prevenir, sancionar y erradicar cualquier forma de violencia contra las mujeres y las niñas y, en especial a atender y erradicar el delito de feminicidio.

Los diputados también llaman a las autoridades educativas federales y estatales a que realicen una revisión exhaustiva de los protocolos vigentes e implementen medidas eficaces para proteger la integridad, seguridad y dignidad de las niñas, niños y adolescentes que concurren a las escuelas públicas y privadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here