La Cámara de Diputados aprobó la llamada #LeyCachito, que reconoce en la ley que haya la figura del sorteo para la enajenación de bienes y que fue considerada cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador planteó rifar el avión presidencial.

La reforma permite que aquellos bienes que no logren venderse por licitación pública o subasta se podrán sortear.

También se podrán sortear cualquier tipo de bienes del País, no solo los que provengan de la delincuencia organizada o de la lucha anticorrupción.

La reforma fue aprobada con 291 votos a favor y 143 en contra, tras un largo debate, y fue turnada al Senado para su revisión.

Diputados de la Oposición acusaron que se legislaba para atender las ocurrencias y caprichos del Presidente, que es un procedimiento opaco y que no hay reglas para garantizar precios mínimos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here