¡Qué tal amigos! Espero que se encuentren bien y estén a la expectativa en esta semana para conocer si México pasó al Mundial, que lo más probable es que si y en segundo sabremos acerca del sorteo para Qatar.  

Honduras 

La demostración que dio México ante el cuadro Catracho, es para el olvido lo cual deja más grande la interrogante de ¿A qué demonios va México al Mundial? El TRI solo necesita de un empate este próximo miércoles en el Azteca ante El Salvador para gritar ¡Nos vamos al Mundial! 

Los puntos positivos del TRI de cara a este Mundial es que una vez más se respetó el proceso y sea como sea se consiguió el boleto. Lo malo es que en cada proceso el técnico siempre se encapricha con algunos jugadores y que realmente no deberían de estar, pero siempre en cada proceso mundialista hay un villano.  

¿En Qatar quien será el villano el técnico o el jugador? 

Afición incómoda 

Con los equipos capitalinos como el América, Cruz Azul y Pumas habíamos visto que su afición los había encarado, algo similar pasó con el Toluca, sus aficionados no aguantaron la derrota ante las Águilas.  

Aquí el tema es que muchos señalan esto como un fanatismo y que la afición no debe reclamar de esta manera a los jugadores. Estoy de acuerdo que es sólo fútbol, pero la afición puede y debe pedirles a los jugadores que se entreguen al máximo, en la manera del pedir está el dar, así que tampoco nos rasguemos las vestiduras diciendo que esto no es válido, cuando luego en los estadios andan mentando la madre.  

De mal en peor 

De una de las personas que me gusta hablar es de Ana Guevara, que por más que le pidan los colegas periodistas en las mañaneras al presidente AMLO que la investiguen, pues se van a quedar con las ganas porque es una de las protegidas.  

Lo malo es que a la sonorense por más que esconda sus uñas llenas de corrupción a simple vista se ven, aquí el ejemplo con el intento del regreso de Israel Benítez Morteo, quien le dio en todita la torre a la Secretaría de Función Pública (SFP) y quien sigue siendo investigado.  

Las críticas y las investigaciones de su gente más sus acciones, es un largo peso que tendrá que cargar Guevara, por lo cual todas sus travesías deportivas quedaron en el olvido para ser recordada como una mala funcionaria.