Desde que en 1995 se descubriera el primer planeta extrasolar, se han catalogado más de 4 mil. Los hay extremadamente calientes, más y menos densos o parecidos en tamaño y forma a la Tierra.

Ahora, un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un sistema de seis con un peculiar ritmo de movimientos.

Cinco «bailan a un extraño compás» alrededor de su estrella central, la TOI-178, a unos 200 años luz de distancia en la constelación de Sculptor.

Los responsables del trabajo creen que este sistema podría proporcionar nuevas y mejores pistas sobre cómo los planetas, incluidos los de nuestro sistema solar, se forman y evolucionan.

Su descripción se publica en la revista Astronomy & Astrophysics, en un artículo que lideran investigadores de las universidades de Ginebra y Berna (Suiza), y firman más de un centenar de autores.