Carlos Alberto García

El artista hidalguense Silvino López Tovar, denunció el daño causado a su obra creada en enero del 2020 para el municipio de Progreso de Obregón de Hidalgo, la alteración de su obra, consistió en pintar con aerosoles las letras del municipio, sin considerar que se trata de una obra artística escultórica registrada ante las leyes mexicanas.

Responsabiliza de este hecho al alcalde sustituto Osvaldo Cano Olvera, quien ordenó hacer la modificación, no obstante que cuenta con la documentación que avala el registro de la obra y que no otorgó consentimiento para modificarla, ni siquiera fue consultado al respecto por el gobierno municipal.

Silvino López diseñador industrial por la Universidad Nuevo Mundo, ha diseñando grandes escenografías para lanzamientos de nuevos productos, en Madrid y Sevilla, España, en el Auditorio Nacional en la cd. De México, y para el canal 22, además de que ha participado en performances con el músico mexicano Jorge Reyes y el artista plástico Byron Gálvez.

Es lamentable que en su propia tierra su creación haya sido dañada, violando la Ley Federal de Derechos de Autor, que en el Art. 21 establece: “exigir el reconocimiento de su calidad de autor respecto de la obra por él creada y la de disponer que su divulgación se efectúe como obra anónima o seudónima”.

“Exigir respeto a la obra, oponiéndose a cualquier deformación, mutilación u otra modificación de ella, así como a toda acción o atentado a la misma que cause demérito de ella o perjuicio a la reputación de su autor”.

Con ello queda demostrado Osvaldo Cano Olvera, ignora por completo la ley y menosprecia la trayectoria artística de Silvino López, quien ha participado también en diversas exposiciones con sus diseños en Monza, Ravenna Italia, Design Forum en Helsinky, Museo de la Universidad de Amberes, Museo de artes de Praga, Museo de la Universidad de Seúl, Matadero, Madrid y Triennale de diseño en Milán.

Cabe mencionar que el artista hidalguense decidió iniciar acción legal ante las autoridades federales daño moral, lo cual no le había sucedido en su carrera y menos en su estado natal, por lo que el autor material del daño, Saúl Torbe se atrevió a pintar sobre su firma intentando desaparacerla, lo que agrava más la situación” y tendrá que enfrentar su responsabilidad al infringir la ley.

“Modificar su obra: retirar su obra del comercio, y oponerse a que se le atribuya al autor una obra que no es de su creación. Cualquier persona a quien se pretenda atribuir una obra que no sea de su creación podrá ejercer la facultad a que se refiere ésta fracción”.