El presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que en su administración no se preocupan por lo que pasó con funcionarios pasados si es que hicieron algo, su gobierno se encargará de castigar a los funcionarios presentes por lo cual descartó denuncias contra chivos expiatorios.

Durante el diálogo con la comunidad del Hospital Rural Matamoros, Coahuila, el mandatario señaló que no le importa decir discursos en favor de ganarse un aplauso fácil, dejando en claro que la importancia es sacar adelante a México.

“Nosotros decidimos no iniciar denuncias, porque tendríamos que juzgar primero a los de arriba, nada de estar agarrando chivos expiatorios, tendríamos que juzgar o poner en manos de jueces a Salinas, a Zedillo, a Fox, a Calderón, a Peña Nieto, así tendríamos que hacerle”, mencionó.

AMLO epclicó que ese tipo de prácticas son cosa de sexenios pasados; “nosotros le agregamos lo de cambio verdadero, real, no simulación, no maquillaje, no más de lo mismo, no gatopardismo, eso que consiste en que las cosas en apariencia cambien para seguir igual, nada de eso, cambio verdadero, radical, no hay que tenerle miedo a la palabra radical, porque viene de raíz, y de eso se trata de arrancar de raíz al régimen corrupto de injusticias y de privilegios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here