El guardameta mexicano Jonathan Orozco no le quitó merito a la competencia veraniega que es la Copa Oro, a pesar de las bajas que en las últimas semanas han tenido en el Tri, Orozco asegura que es una obligación ganar este torneo.

El jugador de Santos que fue convocado, expresó que es momento para que los nuevos rostros de la selección mexicana se vayan consagrando; “no importa quien este o quien no esté, México está obligado. Me ha tocado jugarla y perderla por eso siempre es una obligación”.

Para el experimentado portero de 33 años no se debe justificar las bajas; “los que estamos aquí, tenemos mucho nivel, por algo estamos aquí.  Las razones de los otros jugadores que no están presentes son respetables”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here