• Fomento la división en Michoacán 
  • ¡Chuchos toman distancia del PRI! 

Fernando Pérez Chávez 

Con más pena que gloria la dirigencia estatal del PRI que encabeza Jesús Hernández Peña cumplió 100 días en las que ha fomentado las discrepancias y la división, con miras a los comicios del 2021, cuando será renovada la gubernatura, el congreso del estado, las 113 presidencias municipales y las 12 diputaciones federales en Michoacán.  

La división del priismo michoacano se agudizó hace unas horas al anunciar el grupo del ex gobernador Jesús Reyna García, el más fuerte en la entidad su distanciamiento de la dirigencia nacional del PRI y de su gerencia en el estado, luego de que designaran un Consejo que no representa a los priistas, que sólo representa al grupo del ex candidato perdedor a la gubernatura de Michoacán, Ascensión Orihuela Bárcenas.  

Mediante un boletín de prensa, Cuauhtémoc Ramírez, representante del grupo, filial del ex gobernador Jesús Reyna García, lamentó que el CEN del PRI, no tuvieran la paciencia, ni la cortesía, para esperar que la Sala Superior del Tribunal Electoral Federal resolviera el recurso de impugnación que presentó la Planilla Roja y decidieron instalar un Consejo Político que no representa a los priistas michoacanos.   

En el comunicado resaltan que el proceso que vivieron los integrantes de la Planilla Roja hace un año, fue cuando solicitaron el registro para participar en la renovación del Consejo Político Estatal del PRI en Michoacán y que, vencidos los plazos para el registro, previstos en la convocatoria, la única planilla que logró registrarse fue la Roja.   

Por otro lado, señalan que pese a ello, los órganos internos del PRI, estatal y nacional, que condujeron el proceso de renovación, negaron el registro aduciendo que algunos de los aspirantes de la planilla no cumplían con el requisito del tiempo mínimo de 3 años como militantes, pero los señalados son ex candidatos a puestos de elección popular y ex dirigentes en diversos cargos partidistas, lo que es absurdo y a partir de ese momento, iniciamos una serie de impugnaciones que han recorrido los órganos jurisdiccionales del partido, el Tribunal Electoral Estatal y Federal.   

Finalmente manifiestan en la misiva que actualmente está pendiente de resolverse la impugnación en la Sala Superior del Tribunal Electoral Federal” y, aun así, impusieron a Jesús Hernández Pela, como dirigente estatal provisional y como no hemos tenido la consideración del CEN para llegar a un acuerdo favorable, que le dé al PRI del estado la estabilidad política necesaria de cara a los comicios del año 2021.