En medio del ambiente de protestas por la creciente violencia de género y las críticas por el sorteo relacionado con el avión presidencial, el Presidente López Obrador dijo que no se va a detener y no va a aminorar el paso de la transformación del País.

«Yo entiendo que haya inconformidad, que haya oposición y vamos nosotros siempre a respetar el derecho a disentir y desde luego el sagrado derecho a la manifestación, a la protesta, pero vamos a defender también nuestra postura», aseguró el Mandatario durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.

«Porque ni modo que nos vamos a quedar callados y ofrecer disculpas por anticipado, pero va a continuar el proceso de transformación. Imagínense que cambiemos, que modifiquemos nuestro plan, que aminoremos el paso para la transformación de México, no vamos a detenernos».

Asimismo, el Presidente señaló que se respetará a todos y buscarán mejorar las condiciones de vida.