«El conflicto entre Rusia y Ucrania incrementará el precio de combustibles en México e impactará en la inflación.

Los países que dependen de la vasta oferta de energía de Rusia y de las materias primas de la Ucrania podrían experimentar escasez y un aumento en los precios, lo que podría impulsar el descontento social en Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido.

Analiza José Ignacio Martínez Cortes Coordinador de LACEN-UNAM y profesor del CRI-FCPyS en