El comercio electrónico en el mundo, y en especial en América Latina, tuvo en los últimos 12 meses un notable crecimiento por la pandemia de COVID-19, lo que hace de esa actividad una oportunidad para la reactivación económica de los países.

Así lo expusieron este martes expertos que participan en el Circuito Colombia, foro que hace parte de la agenda paralela de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que comienza oficialmente mañana en Barranquilla, en el norte del país.

En el foro ‘Reconstrucción sostenible: infraestructura, comercio y empleo postpandemia‘, la vicepresidenta de asuntos públicos globales de la multinacional estadounidense de mensajería UPS, María Luisa Boyce, indicó que en los últimos 12 meses el comercio electrónico en América Latina experimentó un crecimiento que se esperaba alcanzar en entre cinco y 10 años.

“Este año vimos cambios exponenciales, creo que uno de los más grandes, y vemos cómo en Centroamérica la compra a través de comercio electrónico creció un 300 por ciento y en general en América Latina hay un uso mayor de las tarjetas de crédito para compras en línea“, precisó Boyce, para quien esto representa una oportunidad especialmente para pequeñas empresas.

Agregó que gracias a las tecnologías aplicadas al comercio electrónico los gobiernos podrán mejorar sus procesos de transparencia, automatización y eficiencia, haciendo a los países más competitivos.