Su rostro de pronto envejece cuando habla de ti. Trata de arreglarse, de mostrarse erguida, pero su piel y su postura conversan en el lenguaje del miedo.

Aun así, ella no parará hasta hallarte. Ellas son muchas. A falta de apoyos y resultados del Estado, ellas se han unido. Han creado colectivos, han escarbado fosas, han exigido a las autoridades esclarecer sus casos.

Ellas, nosotros, han formado una hermandad en torno a un mismo dolor. Tu ausencia. La fuerza y el optimismo que ella irradia en momentos tan oscuros, son únicos. Ella, fue la que empezó todo. De cabello corto y color café, Lucía Díaz, es la fundadora del Colectivo Solecito de Veracruz, grupo que nació en 2016 para unir fuerzas y exigir a las autoridades su atención a un hecho que ya no podía seguir ignorándose.

Solecito, es un nombre pintoresco. Su origen, resguarda un simbolismo casi sagrado para las más de 200 madres, esposas e hijas, que actualmente integran el colectivo. Este grupo recibió en octubre de 2018 el Premio Notre Dame, de la Universidad de Notre Dame en Indiana, Estados Unidos, por su labor en beneficio de víctimas de la violencia ocasionada por las drogas y por su labor por conocer la verdad.

El reconocimiento ha sido otorgado anteriormente únicamente a 10 personas, incluso a la Madre Teresa de Calcuta. “Yo estaba en una oscuridad terrible, y a la hora de ponerle un perfil al grupo, dije, qué es lo que identifica a este grupo, qué es lo que nosotros quisiéramos desde el fondo del alma, pues queremos encontrar a nuestros hijos”, expuso.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here