La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió al Gobierno de México atender y respetar los derechos de la caravana migrante que avanza hacia la frontera norte en condiciones cada vez más precarias.

En un posicionamiento, la CNDH solicitó al Instituto Nacional de Migración (INM) y a la Guardia Nacional respetar los derechos humanos de los migrantes, en su mayoría de Centroamérica, que ahora están en el estado de Veracruz, en el oriente de México.

Este organismo nacional llama a las autoridades responsables a que se atienda el principio de no devolución de las personas que pretendan solicitar refugio, brindando la seguridad necesaria en condiciones dignas y adecuadas a las diversas necesidades, en los lugares de tránsito y pernocta”, indicó.

El organismo autónomo hizo esta solicitud después de la llegada este martes de la caravana a Veracruz, el tercer estado que pisan desde su salida el pasado 23 de octubre de la ciudad de Tapachula, fronteriza con Guatemala y en el estado de Chiapas, y su paso por Oaxaca.

La caravana ha ido disminuyendo en número de integrantes, tras alcanzar un máximo de al menos 5.000 personas.