Tras un mes y medio de travesía a pie, la caravana migrante de centroamericanos consiguió llegar a la Ciudad de México, donde descansa este lunes mientras debate sus próximos pasos a seguir: pedir su regularización en México o proseguir el camino hacia Estados Unidos.

Ha sido muy largo el camino, nos han aventado de todo pero ya estamos aquí. Ha sido complicado y difícil”, dijo a Efe el activista de Pueblo Sin Fronteras y acompañante de la caravana Irineo Mujica, en el campamento migrante instalado en el norte de la capital del país.

La caravana, compuesta por cerca de 300 personas, en su mayoría de Honduras, Guatemala, El Salvador y Haití, es la primera que logra llegar a la capital mexicana desde finales de 2018, ya que desde entonces todos los contingentes habían sido disueltos por las autoridades mexicanas en coordinación con el Gobierno de Estados Unidos.