Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseveró que no busca estatizar el sector eléctrico en el país, sino que se busca eliminar la corrupción y poner piso parejo para la Comisión Federal de Electricidad (CFE)

Durante la conferencia matutina de este miércoles, López Obrador detalló que algunos empresarios estaban realizando “jugosos negocios” en la CFE.

“Ahorita hay una campaña hasta en los periódicos más famosos del extranjero de que vamos a estatizar, no, lo que estamos haciendo es poner orden y acabando con la corrupción que existía en la CFE: influyentismo, corrupción sobreprecios, de todo, se está ordenando. Aunque sea en toda la prensa mundial, no vamos a permitir la corrupción, se acabaron los abusos y no es nacionalización, es defender el interés nacional”, refirió.

El Gobierno de México publicó  en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un nuevo acuerdo energético que limita la generación de energía renovable y cambia ciertos criterios para, según el sector privado, atentar contra la competencia favoreciendo a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE).

López Obrador refrendó su compromiso de que no “modificar las llamadas reformas estructurales y en particular la energética y lo voy a cumplir, estoy respetando los contratos en todo el sector energético“, y apuntó que las medidas tomadas por su administración eran necesarias.