Vacía tus bolsillos en tu mente

y tu mente llenará tu bolsillo.

Benjamín Franklin

Lorenzo Martínez Vargas

El año pasado las remesas a nuestro país totalizaron 40 mil 606,6 millones de dólares, que significó un nuevo récord con un incremento de 11.44 por ciento y representaron 3.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Las remesas enviadas principalmente desde Estados Unidos a México se volvieron la segunda fuente de divisas en el país, sólo superada por la industria automotriz (que duplica el monto de ingresos).

Las remesas son una inyección de liquidez para el consumo doméstico en zonas marginadas y de escasos recursos económicos y han contribuido a disminuir el azote de la pandemia que provocó una contracción de la economía del país.

Su participación es pequeña (3% del PIB), pero coadyuva a mejorar la situación de las familias de poco más de 10 millones de mexicanos que viven en el vecino país del norte.

Sin embargo, este no es un triunfo del gobierno federal cuando se jacta de las remesas, porque se trata de mexicanos expulsados por la falta de oportunidades en nuestro país que buscan trabajo en Estados Unidos.

Inflación

Debido a un incremento en los precios de los energéticos y algunos alimentos, la inflación interanual de México se aceleró más de lo esperado en la primera mitad de enero y disminuyeron las expectativas de una baja de la tasa de interés referencial, señaló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor subió 3,33% hasta la primera quincena de enero a tasa anual, comparado en 3.08% de la segunda quincena de diciembre y por encima de 3.17%. proyectado por especialistas.

La inflación subyacente interanual, considerada como mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió 3.83%, también más de 3.78% esperado por el mercado.

Fraudes

El director general de la Asociación de Bancos de México (ABM), Juan Carlos Jiménez Rojas, alertó, que ante el incremento de las compras en línea debido a la pandemia de coronavirus hay un aumento en el número de fraudes bancarios.

Explicó que se trata de un correo electrónico que supuestamente llega al banco, en el que les piden información que falta de su cuenta o tarjetas o les advierten que hay un intento de un cargo o que van a bloquearles sus cuentas por algún documento que falta y les piden que le den clic a una liga que los lleva a una página apócrifa que se hace pasar por una del banco donde les piden información y con esa acceder a sus cuentas.

También envían un mensaje de texto SMS al móvil de se advierte que el tarjetahabiente recibirá una llamada para rectificar sus datos bancarios y así robarle números de cuenta y claves personales para hacer compras.

Señaló que los bancos nunca pedirán a los clientes el NIP del cajero o CVV que son los dígitos de tras de las tarjetas y mucho menos el token móvil de su banca pues quien los hace es para robarles.

Tus comentarios: lorestemv@gmail.com