La multitud obedece más a la necesidad que a la razón,  

y a los castigos más que al honor 

Aristóteles. 

Lorenzo Martínez Vargas 

Ahora nuestra economía dependerá, entre otros factores de la Ley de Ingresos que fue aprobada con 274 votos a favor y 116 en contra y el paquete quedó como lo envió el presidente Andrés Manuel López Obrador, excepto con 33 mil millones de pesos menos. 

Se trata de 33 mil millones de pesos que inicialmente se iban a sacar del Fideicomiso de Salud para el Bienestar y se iban a otorgar a la Secretaría de Salud. 

El jefe de la bancada de Morena, Mario Delgado, dijo que buscarán la próxima semana presentar una reforma para recuperar los 33 mil millones de pesos. El ramo de Salud tendrá 145 mil 414 millones de pesos, un aumento real del 9 por ciento en relación a 2020. 

Esta cifra no ayudará para dar un nuevo impulso económico al país, estimaron especialistas en economía y finanzas, quienes indicaron que se trata de una política de austeridad. 

En la Ley de Ingresos se contempla financiamiento por 756 mil 789 millones de pesos cuando en el presente año la suma fue de 584 mil 456 millones de pesos, pese a que la presente administración mantiene un discurso de estar ajenos a la deuda. 

Esta ley no buscó el consenso con la iniciativa privada y no termina de ahuyentar los fantasmas del terrorismo fiscal y es evidente que la Ley de Ingresos refleja la cerrazón de hacienda, desde el punto de vista político. 

Factura a estados y municipios 

Le Ley de ingresos 2021 tiene una recaudación de 42 mil millones de pesos menos que en el presente año y los estados y municipios se verán afectados, que representa un golpe a las entidades federativas, porque las participaciones federales se reducen, apuntaron los especialistas. 

Además, en esta ley aprobada por los diputados, se incrementan las cuotas de distintos servicios, entre ellos, la telefonía móvil e internet. Se espera que en la Cámara de Senadores no haya modificaciones. 

Mensaje 

La Secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el presidente Andrés Manuel López Obrador, se llevaron un revés por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que confirmó la suspensión indefinida de su política eléctrica. 

Derivada de la controversia constitucional interpuesta el 22 de junio pasado, por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la Primera Sala de la Corte reiteró la suspensión. 

Con ello se detienen los efectos de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, publicada por la Secretaría de Energía (Sener) el 15 de mayo de 2020. 

En la sesión de la Sala de la Corte, se consideró como infundado el recurso de reclamación del presidente Andrés Manuel López Obrador, mediante un conducto de su consejero jurídico sobre la controversia de Cofece. 

Dicha política se estableció para suspender las pruebas de centrales privadas de energía renovable ante la caída de la demanda eléctrica durante la pandemia del Covid-19, pues según la Sener, la intermitencia de la generación solar y eólica ponía en riesgo la confiabilidad del sistema eléctrico. 

Tus comentarios: lorestemv@gmail.com 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here