El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) detalló que, entre 2018 y 2020, aumentó en México el riesgo de corrupción en las compras públicas en 147 de 247 instituciones federales (59 por ciento) por la falta de competencia, poca transparencia e incumplimiento de la ley.

Lo anterior fue detallado en el informe denominado Índice de Riesgos de Corrupción (IRC), donde 2020 representó un récord histórico en cuanto al monto por adjudicaciones directas.

Es la primera vez, desde que se tiene registro en Compranet, que el dinero destinado a adjudicaciones directas es mayor al dinero destinado a adjudicaciones públicas”, apuntó durante la presentación del informe Pablo Montes, coordinador de Anticorrupción del IMCO.

En el informe se asegura que entre 2018 y 2020, el Gobierno federal adjudicó más de cuatro mil millones de pesos a empresas de reciente creación, con apenas un año de vida; también se ha contratado a empresas consideradas fantasma, que incluso han sido señaladas y enlistadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).