El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, señaló que no hay disculpas a los panistas que esperan una, luego de señalar que Dios castigó a las personas que obraron mal, esto en referencia a la exgobernadora Martha Erika Alonso y su esposo el senador Rafael Moreno Valle, quienes murieron el pasado 24 de diciembre del 2018.

El mandatario comentó; “Yo gané en 2018, me lo robaron, pero los castigó Dios. Que se queden esperando una disculpa, porque eso no va pasar y es mi forma de ser y de pensar, por eso les digo que no voy a cambiar. Los que hoy quieren una disculpa les puedo decir que deberían de ser ellos quienes tienen que ofrecer disculpas”.

“Que se disculpen ellos porque ellos fueron unos rateros, Felipe Calderón y Vicente Fox fueron unos rateros”, señaló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here