• Patricia Hernández, ha denunciado acoso laboral y hostigamiento psicológico. También, retención de salario y discriminación. Acudió a CNDH e Instituto Estatal de la Mujer para solicitar ayuda. SNTE, secuaz 

Guillermo Pimentel Balderas 

“No me conviene alguien en sus condiciones y mejor la “invito” a buscarse un cambio de adscripción o cómprese un carro para asistir al trabajo”. 

Así de tajante, le dijeron en la Dirección de Educación Primaria de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), que pertenece a la Secretaría de Educación Pública Tlaxcala, a la trabajadora Patricia Hernández, quien tiene una incapacidad médica por padecimiento de hernias discales, y desde hace varias semanas, se le ha estado reteniendo su salario para obligarla a firmar un cambio de lugar en el trabajo que, vulnera sus derechos laborales. 

Patricia Hernández, dijo ser víctima de abuso de poder, discriminación, acoso laboral y hostigamiento psicológico. Hace unas semanas reportó su incapacidad laboral debido a una hernia. “Mi ex jefa (no da su nombre) dijo que no le servía una persona enferma, pero sigue un proceso para obligarme a cambiarme de trabajo”. Le han retenido 3 pagos vulnerando sus derechos laborales. “Ayúdenme a ser escuchada y detener esta injusticia”.  

La petición de la quejosa -por medio de Change.org-, a la SEP Tlaxcala, es para garantizar sus derechos. Hasta el momento tiene un respaldo de más de 17 mil firmas.  

Expone que, a partir de estos hechos, la directora de Educación Primaria (tampoco da su nombre) ha querido obligarla a cambiar su lugar de adscripción a uno más lejano, sin respetar el cargo que actualmente desempeña. “Sin ningún sustento legal, han querido que firme esta nueva orden de adscripción y han vulnerado mis derechos laborales ordenando retener mi salario hasta que acepte este cambio”. 

Lleva ya tres quincenas sin cobrar. “He estado presionando por las vías a mi alcance en este momento (WhatsApp, llamadas, etc.) logrando que me liberaran uno de estos pagos que me corresponden, pero hay pendientes. Soy el único sustento de mi hogar, tengo un hijo menor de edad y se están afectando indirectamente sus derechos fundamentales como comida, casa, salud, escuela, bienestar y tranquilidad en su entorno familiar, ya que soy yo quien se los provee”. 

Aclara que no está en posibilidades de trabajar en este momento en otro lado por su estado de salud, ya que su padecimiento de hernias discales no le permite movilizarse con la normalidad que quisiera. Y, aun así, ha tenido que presentarse a las oficinas de la SEP.  

Ha denunciado ante la Procuraduría General de Justicia por discriminación, acoso laboral y hostigamiento psicológico; ante la Profedet por retención de salario y en la Conapred por discriminación. Acudió a la CNDH y al Instituto Estatal de la Mujer para solicitar ayuda. 

“Mi sindicato, SNTE Sección 31, no está apoyando con la gestión correspondiente y también me ha presionado a aceptar las condiciones de la SEP, aun sabiendo que se están vulnerando mis derechos laborales, los cuales ellos tendrían que defender”. 

Pide ayuda para que la SEP central la escuche y detenga este abuso de poder, e intervenga para que se respeten sus derechos laborales y no se perjudique aún más su salud. 

“Solo pido que se me permitan seguir trabajando sin hostigamiento laboral ni psicológico, y que no se me discrimine por la condición de discapacidad que sufro en este momento”, imploró. 

De acuerdo al portal de la SEP Tlaxcala (https://septlaxcala.gob.mx), el titular es Homero Meneses y la directora de Educación Primaria de la USET, Oneida Pérez Matlacuatzi.  

 Correo: guillermo.pumageneracion1979@gmail.com