Pedro Flores  

La respuesta de la iglesia católica que agrupa a 97.7 millones de votantes por el asesinato de los 2 jesuitas en Chihuahua, será contundente cuando los casi 20 mil ministros, entre cardenales, arzobispos, obispos, y sacerdotes en general, “iluminen las conciencias” de los votantes católicos, recordándoles el Estado fallido y que México tiene el primer lugar mundial en sacerdotes asesinados, lo cual originará el regreso de la inquisición electoral en 2024.  

Con ese tipo de respuestas AMLO no sólo se puso en contra de la Iglesia católica, que está gobernada por un jesuita y la Compañía de Jesús es la organización católica más influyente del mundo y que en México cuenta con una base estudiantil y de ex alumnos miembros distribuidos en 18 estados, administra siete colegios y ocho universidades, entre ellas el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, en Guadalajara, y la Universidad Iberoamericana en la capital, en donde surgió la pasada primavera el movimiento de protesta juvenil “Yo Soy 132”.  

Como todos sabemos, el que el pasado lunes 20 de junio, Javier Campos Morales y Joaquín César Mora, sacerdotes jesuitas, fueron asesinados en el municipio de Urique, Chihuahua, al intentar auxiliar a un hombre que buscó refugio en la iglesia de la comunidad Cerocahui, luego de que fuera perseguido por sujetos armados, hecho que fue comentado por el Papa Francisco que es jesuita y que por ende  causó una fragilidad entre la relación, la jerarquía de la Iglesia católica y el presidente Andrés Manuel López Obrador 

Julieta Appendini, directora en México de la organización no gubernamental Ayuda a la Iglesia reveló que México es el país con más asesinatos de sacerdotes, reflejo de la violencia en el territorio nacional e informó que han asesinado a 21 religiosos, tan sólo del último sexenio, dicho fenómeno en creciente desarrollo es resultado de la incapacidad del gobierno mexicano para controlar la violencia desbordada por grupos del crimen organizado.   

La muerte de un hermano jesuita como dijo el Papa Francisco afecta a todos, la violencia en el país ha tocado la fe de la ciudadanía, y cabe recordar que, en México, la Universidad Iberoamericana, el ITESO de Guadalajara tienen mucho poder económico.    

México vuelve a estar en la palestra informativa a nivel mundial por los asesinatos de los jesuitas  y no sólo el Papa Francisco  que de la mencionada orden, sino en la ONU, en su área  de Derechos Humanos, la Unión Europea manifestó su indignación, sino también en Estados Unidos en donde alertan a los turistas sobre los 5 estados más peligrosos para visitar por los homicidios dolosos:  Baja California con 60.33 por cada 100 mil habitantes, Zacatecas con 58.44 por cada 100 mil habitantes, Chihuahua con 46.31  por cada 100 mil habitantes, Sonora con 45.63  por cada 100 mil habitantes y Guanajuato con 38.72  por cada 100 mil habitantes.  

Los crímenes reflejan la ola de violencia que sacude a México, país que registró 33 mil 308 homicidios en 2021 después de los dos años más violentos de su historia, con 34 mil 690 víctimas de asesinatos en 2019 y 34 mil 554 en 2020; mientras, la percepción de inseguridad de los mexicanos aumentó del 65.8% en diciembre al 66.2% en marzo, según la encuesta trimestral divulgada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).