• Gobierno de la 4T privilegia a cubanos con un desembolso del erario público por 6,2 millones de USD. “Como dicen una cosa, dicen otra”.

Guillermo Pimentel Balderas

A inicios de abril de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en una de sus conferencias “mañaneras”, dijo que estaba en conversaciones con Cuba (el gobierno) por un “eventual apoyo médico” para enfrentar la pandemia por el coronavirus. Esto, luego de que el pasado 4 de abril, su gobierno lanzó un plan para contratar a 6 mil 600 médicos y 12 mil 300 enfermeras para hacer frente a la emergencia sanitaria.

López Obrador, autorizó a la Secretaria de Salud, contratar personal profesional de la salud “con formación en el extranjero”, más no a médicos de otros países. Aún así, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) de México, se encargó de la operación y ha pagado algo así como 135 millones de pesos (unos 6,2 millones de dólares) al régimen de Cuba para albergar –se cree hasta agosto- a 585 galenos y enfermeras cubanos. En tanto, el Gobierno de la Ciudad de México se responsabiliza del hospedaje, la alimentación y la transportación.

Incoherencias de la 4T

Así como dicen una cosa, dicen otra. La jefa de Gobierno capitalino Claudia Sheinbaum, aseguró que los médicos cubanos apoyan en la capital de la República por “la necesidad de especialistas” en las unidades de cuidados intensivos en hospitales COVID-19 y que la participación de estos se debe a un convenio de colaboración de Salud entre ambos países.

Sin embargo, la Secretaría de Relaciones Exteriores, a cargo de Marcelo Ebrard, prácticamente la desmintió al aseverar –por medio de un boletín- que los médicos cubanos “no prestarán servicios médicos a la población de nuestro país, únicamente harán recomendaciones en materia de política pública”. O sea que, “la visita de los especialistas cubanos representa una muestra de la amistad histórica que tiene México con Cuba”.

Es decir, el desembolso millonario del erario público federal y local, es para el régimen cubano por una acción del gobierno de la 4T que, busca cómo dar respuestas a las diversas demandas de la sociedad y que se pueden entender como uso estratégico de recursos para aliviar los problemas nacionales.

Por su parte, impropia a lo que dijo su jefa, la secretaria de Salud de la capital mexicana, Oliva López Arellano, en una entrevista con DIARIO DE CUBA (DDC), afirmó que el trabajo que realizan unos 585 médicos y enfermeros enviados por el Gobierno cubano a la Ciudad de México es “voluntario”.

Explicó que es un convenio firmado por el INSABI, las secretarías de Salud, así como de Administración y Finanzas de la Ciudad de México con el Gobierno cubano para que se preste servicio en diferentes hospitales durante la pandemia de COVID-19.

Detalló que el compromiso es por 6 millones 255 mil 792 dólares y, según la funcionaria local, incluye el sueldo de los médicos y enfermeras cubanos, pero también paga capacitación, especialización, asesoría e investigación conjunta. O sea, como promedio, son 10 mil 693 dólares por cada profesional de la Isla que sale del bolsillo de los mexicanos.

Cabe señalar que, de acuerdo a información publicada en diversos medios nacionales, a través de un documento enviado a la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, The Global Liberty Alliance (GLA) –fundación-, está de acuerdo con la senadora del PAN, Alejandra Reynoso, para exhortar al gobierno de la 4T a transparentar los gastos que realizan los médicos cubanos en el sistema de salud en México ante la emergencia sanitaria de coronavirus. 

Asimismo, hay versiones de médicos y enfermeras mexicanas que denotan indignación al darse cuenta que el gobierno de la 4T “vendió una idea falsa” de los cubanos que, supuestamente venían a atender la emergencia sanitaria, a asesorar y casi enseñar a los nacionales, pero la realidad es que desconoce la atención médica y, al parecer, es una cuestión política más que de salud.

De plano, muy poca información y con incoherencias entre los actores de la política nacional del cambio, pues, en realidad, no se sabe que hacen o no hacen realmente los cubanos en México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here