El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a autoridades de Chihuahua que expliquen a fondo el caso del asesinatos de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas ocurrido en Cerocahui, estado de Chihuahua.

En la conferencia de Palacio Nacional, López Obrador reclamó que autoridades no lograran la detención de José Noriel Portillo Gil, mejor conocido como El Chueco, pese a contar con una orden de aprehensión en su contra años antes.

Esto último de los asesinatos de los sacerdotes en Chihuahua merece una explicación de las autoridades locales a fondo, porque como es posible que con orden de aprehensión esta persona de moviera con toda libertad, que fuese patrocinador de un equipo de béisbol y que todo mundo supiera a qué se dedicaba y no lo tocaran”, señaló.

“¿Por qué?, ¿cuál era su estatus? Tendría que haber contubernio con autoridades, y aquí hemos hablado del tema”, puntualizó.

Los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como el guía de turistas Pedro Palma, fueron asesinados a balazos por un grupo delincuencial la semana pasada en la parroquia de Cerocahui.