Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, rechazó que su Gobierno será el más violento de la historia de México por la cantidad de homicidios dolosos, y volvió a dejar en claro que su estrategia de seguridad va en el camino correcto y que no la cambiará pese a lo que digan sus adversarios.

En la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador sostuvo un diálogo con el periodista Jorge Ramos, quien le apuntó que de seguir con la actual tendencia en el número de homicidios dolosos, el Gobierno de la Cuarta Transformación será el más violento en la historia del país.

“Pues no coincido contigo y considero que no tienes razón en los datos”, dijo el jefe del Ejecutivo federal mexicano sobre la aseveración de Ramos.

“Vamos a seguir, vamos a reducir, eso es lo que me tiene tranquilo y optimista, y por eso sostengo que no vamos a cambiar la estrategia, porque nos está dando resultados. No, no, no, no, tendría muchos problemas con mi consciencia, con mi tribunal principal que es mi consciencia s estuviese mintiendo”, agregó.

Ramos apuntó que en México hay 84 muertos por día, los cuales multiplicados por los 25 meses que le quedan al Gobierno de López Obrador habría 191 mill muertos, lo que consideró una “emergencia nacional”.