Sin ánimos de opinar por respeto a los principios de política exterior, el presidente Andrés Manuel López Obrador deseó para Estados Unidos que prevalezca la democracia, tras la toma violenta del Capitolio por parte de simpatizantes de Donald Trump.

En la conferencia de prensa de este jueves, el mandatario recordó que su Gobierno se apega a los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos.

No vamos nosotros a intervenir en estos asuntos que corresponde resolver a los estadounidenses”, dijo.

Sin embargo, López Obrador afirmó que es lamentable que derivado del asedio al Capitolio hayan habido muertos, que se cifran en cuatro según el último reporte.

Reiteró que la Constitución establece para conflictos internacionales la solución pacífica de las controversias.